Archivo de la etiqueta: noticias

MAREA NARANJA Y MAREA BLANCA RECIBIRÁN A LA MINISTRA DE SANIDAD, SERVICIOS SOCIALES E IGUALDAD EN ZARAGOZA


El miércoles 21 de noviembre, a las 16,00 horas, en el Edificio Pignatelli de Zaragoza sede del Gobierno de Aragón, Marea Naranja y Marea Blanca de Aragón recibirán a la Ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato Adrover que clausura el Año Europeo del Envejecimiento Activo y Solidaridad Intergeneracional 2012, acompañada por la Presidente del Gobierno de Aragón, Luisa Fernanda Rudi y por el Consejero de Sanidad, Bienestar Social y Familia, Ricardo Oliván.
Este recibimiento se lleva a cabo ante la falta de respuesta de la Ministra a la solicitud de entregarle personalmente el Informe sobre la situación social en Aragón 2012, recientemente elaborado y presentado por Marea Naranja, evidenciando su desinterés por los problemas y las graves dificultades que afectan a decenas de miles de familias aragonesas y, en particular, a miles de personas mayores que están pasando calamidades y carencias extremas, al tiempo que se les recortan las atenciones y servicios sociales y sanitarios más básicos. Por eso nos resulta sarcástico que venga a celebrar y animar desde las instituciones a que “envejezcan activamente”.
Marea Naranja y Marea Blanca de Aragón quieren expresarle a la Ministra que la situación social en Aragón puede considerarse de auténtica emergencia, por el número de personas y familias afectadas, por la gravedad de las situaciones de pobreza, por los riesgos de exclusión social y por las tendencias negativas de todo ello, a lo que se añade el desmontaje del sistema de Servicios Sociales y de la Sanidad.
La crisis actual, provocada por la avaricia del sistema financiero capitalista nos está empobreciendo a todos y todas y está sirviendo como excusa al Gobierno de España y al de Aragón para recortar el gasto social, echando por tierra las conquistas que en materia de educación, sanidad, protección social y servicios sociales hemos ido construyendo desde la Constitución de 1978. Nadie está a salvo.
Pero en lugar de apoyar a las familias y a los mayores, el Gobierno Central y el de Aragón les empobrece más y más haciéndoles pagar parte de los medicamentos y la totalidad de otros; retira o reduce los escasos recursos de ayudas por hijo; reduce las becas de comedor escolar o las plazas en educación infantil, obligando en muchos casos a sus abuelos/as a hacerse cargo de sus nietos tanto en su cuidado como económicamente; y castiga a las rentas más bajas, con especial afectación a quienes sobreviven con una menguada pensión, con la subida del IVA de los productos de mayor necesidad. En definitiva, nos empobrece a todos y todas, poniendo a muchas familias en una situación límite.
En el Año Europeo del Envejecimiento Activouna de cada cuatro personas mayores se encuentra por debajo del umbral de la pobreza en Aragón (25,3%), casi tres puntos por encima de la media estatal (22,5%); cuatro de cada diez personas mayores en Aragón tienen que ayudar económicamente a algún familiar, casi siempre hijos/as. Las personas mayores están constituyendo para muchas personas la última red de protección cuando falla el empleo o las prestaciones públicas y las recientes medidas del Gobierno perjudican especialmente las economías de las personas mayores (“medicamentazo”, subida del IVA de productos básicos…) es posible que en Aragón esta red de apoyo familiar esté al límite de su capacidad para sostener por más tiempo los cada vez más acusados efectos de la crisis.
Estos son algunos de los principales recortes en políticas sociales que afectan a las personas mayores en Aragón, y que la Ministra no ha querido escuchar:
En Servicios Sociales y Atención a la Dependencia
En Sanidad
* Aragón es la Comunidad que más retrocede en protección a la dependencia en el último año: el número de beneficiarios se ha reducido en 5.690 personas personas desde abril de 2011 (con el actual Gobierno de la Comunidad)
* El Gobierno de Luisa Fernanda Rudi ha reducido en 10 millones de euros el presupuesto del Sistema Aragonés de Atención a la Dependencia.
* 9.318 aragoneses/as están actualmente en el Limbo de la Dependencia, con derecho reconocido a recibir prestaciones o servicios, pero sin recibirlos. Muchas de estas personas mayores fallecen antes de ser atendidos, constituyendo así el más dramático y cruel recorte en gasto social.
* La moratoria de dos años para recibir prestaciones y servicios en materia de la dependencia aprobada en julio de este año es, así mismo, uno de los recortes más crueles, ya que especula con los fallecimientos de personas mayores como vía para recortar gasto: más de la mitad de los Grandes Dependientes tienen más de 80 años.
* Los/as cuidadores/as de personas en situación de dependencia han visto reducida la prestación económica que reciben en un 15% (¿en cuanto se ha reducido el salario de la Ministra…?), y se ha dejado de cotizar por ellos/as a la Seguridad Social
* Desde 2010 hasta octubre de 2012 se han perdido en Aragón 681 plazas concertadas en residencias para personas mayores, lo que supone una pérdida de empleo superior a los 300 puestos de trabajo.
* La reducción de un 68% en la Partida de los Presupuestos Generales del Estado para 2013 destinada a financiar Prestaciones Básicas de Servicios Sociales en Corporaciones Locales, supondrá para Aragón dejar de recibir del Estado casi 2 millones de euros (de 2.994.908 € en 2010 a 1.039.707 € en 2013). Esa reducción sería el equivalente a 140.000 horas de Ayuda a Domicilio, y más de 400 empleos en el sector.
* 8 € mensuales de repago farmacéutico, a un colectivo especialmente vulnerable. En una pensión media, en torno a 800 €, ese repago supone una merma de un 1%; en el caso de 2 cónyuges, el 2% ¿No se han bajado las pensiones…?
* A ello hay que añadir el elevado número de medicamentos que han dejado de financiarse y que son imprescindibles para muchas personas mayores, tales como laxantes, antitusígenos (jarabes) o colirios. Para algunas personas mayores el coste mensual de estos medicamentos se acerca a los 100 € ¿De verdad no se han bajado las pensiones…?
* Como consecuencia de este repago hay un abandono de los tratamientos médicos y farmacológicos, con la consiguiente desestabilización de los procesos terapéuticos y los consiguientes reingresos hospitalarios.
*Se encuentra paralizado el programa de autocontrol o control domiciliario de pacientes que toman Sintrom.
* En el medio rural se están cerrando Centros de Salud, los horarios de atención están más limitados y se derivan consultas a otra población, que junto con las carencias de infraestructura en los servicios de transporte y la falta de suficientes recursos económicos de la población, se aleja así al medio rural de una Asistencia Sanitaria de Calidad.
* Se han suspendido programas de Prevención tan necesarios en este colectivo.
* Con el pago de servicios de ambulancias, y en el caso de los pacientes crónicos, diálisis y rehabilitación, se vuelve a cargar contra un colectivo muy vulnerable. Asimismo, las ortoprótesis pueden salir de la Cartera de Servicios.
* Se demoran intervenciones, que en el caso de los pacientes oncológicos ya se ha superado la espera de dos meses, cuando lo establecido para este colectivo es de un mes. La atención psicológica a estos pacientes sale también de la Cartera de Servicios.
* Vamos hacia una hospitalización geriátrica con menos presupuesto y menos personal para su asistencia. PORQUE LA VEJEZ NO ES RENTABLE.
Ante esta situación ¿cómo se atreven a celebrar el “envejecimiento activo” cuando para miles de personas mayores el reto es, lisa y llanamente, vivir con dignidad y poder llegar a final de mes ellos, sus hijos y, en ocasiones, sus nietos.

NO os creemos #vamosacontarverdades, la Educación Pública es la opción

Nuestra consejera de Educación NOS MIENTE una y otra vez, pero somos much@s, estamos formados e informados y ahora organizados así que vamos a #contarverdades

Según los últimos presupuestos de Aragón, volveran a producirse recortes en Educación, concretamente las etapas de Primaria y la Secundaria públicas se recortan un 14% cada una, pero lo grave es que estas mismas etapas en la concertada solo sufren un tijeretazo del 0,2% y el 1,7%. ¿Donde va nuestro dinero? (#serratdimisión)

Según #serratdimision estos recortes son producidos porque así se pueden destinar más recursos al sistema público ¿En que colegio explican algo así? Con menos no puede haber más lo repetiremos una y otra vez.

Según #serratdimision  un alumno que opta por asistir a un centro privado pero sostenido con fondos públicos cuesta a las arcas comunes la mitad, por lo que deseó que hubiera más alumnos en este sistema y tener así más dinero para la pública. MENTIRA

Así que #vamosacontarverdades :

¿Cuanto cuesta a las familias acudir a un colegio concertado y a uno público, según la Organización de Consumidores y Usuarios? (Información )

¿LA EDUCACIÓN PÚBLICA ES MÁS CARA O MÁS BARATA QUE LA CONCERTADA? Información

Además  en el curso 2011-12 la Consejería de Educación abre todos los programas y becas exclusivos de la Escuela Pública a la Concertada; Bilingüismo, Becas de comedor y libros de texto, programas de formación de profesorado…Y anuncia la futura apertura de programas como el PROA. (información)

Según #serratdimision no habría recortes y nos encontramos con que Aragón es la segunda comunidad que más recorta en sanidad y la tercera en educación (Información ), pero claro SI hay dinero para otras cosas en plena ola de recortes, en 2013 el Parlamento aragonés gastará 100.000 euros más entre subvenciones a partidos y nóminas (información)

No nos dejaremos engañar porque sí hay dinero, pero para lo que ellos quieren, NO vamos a permitir que pongáis las manos en nuestras escuelas porque la educación es un derecho, no un privilegio, nosotros no hemos estudiado por encima de nuestras posibilidades, porque queremos escuelas para pensar, escuelas para dudar, escuelas para vivir, por todo ello, que NO te callen!! #serratdimision #StopLeyWert

Y como muestra de que somos muchos los que defendemos la Escuela Pública compartimos más fotos que nos habéis hecho llegar de toda la geografía aragonesa, GRACIAS

Click to view slideshow.

Entrega de solicitudes para donación del sueldo de la huelga.

Como sabéis una iniciativa de Marea Verde para esta huelga ha sido la de crear un documento para solicitar que el sueldo  retenido con motivo de la huelga sea destinado a nuestros centros. Se trata de dos impresos a rellenar, uno destinado al Sr. Alfonso García Roldán , DIRECTOR GENERAL DE GESTIÓN DE PERSONAL DEL DEPARTAMENTO DE EDUCACIÓN, UNIVERSIDAD, CULTURA Y DEPORTE y otro a  la Sra. Dña. María Dolores Serrat Moré Consejera de Educación, Universidad, Cultura y Deporte. Si aún no te han llegado lo puedes imprimir aquí

SOLICITUD PARA DESTINAR A TU CENTRO EL DINERO DESCONTADO DE LA HUELGA

La entrega se realizará el día 24 de noviembre en el edificio Pignatelli, P°María Agustín, 36. a las 11 horas. Allí aún podréis traer vuestras solicitudes. No obstante para un mejor recuento lo recogeremos, hasta ese día, en  la librería Pantera Rossa situada en San Vicente de Paul, 28.
Si tienes dificultades en hacérnoslo llegar también puedes entregarlo tú mismo en el registro que tengas más a mano.

PRESUPUESTOS DE EDUCACIÓN EN ARAGÓN PARA EL PRÓXIMO AÑO

Como sabéis nuestra consejera Dolores Serrat ha presentado el proyecto de presupuestos para el año 2013 en educación. Supone una reducción de un 10,4 %. Aquí enlazamos las noticias de El periódico de Aragón y de El Heraldo donde se recoge, así como la página del Gobierno de Aragón donde se detallan esos presupuestos para que puedas informarte por ti mismo.

Serrat destina 886 millones a Educación tras reducirse el presupuesto un 10,4%

El presupuesto de Educación para 2013 baja un 10%, hasta 734,6 millones

Proyecto de Presupuestos 2013

Queremos destacar algunos de los datos y declaraciones que hemos podido leer. Hay que empezar por decir que es la propia consejera la que declara que este presupuesto no es suficiente para la gestión de la educación. Supone un posible empeoramiento de las condiciones en las que se va a desarrollar nuestro trabajo. Supone la reincidencia en la nefasta estrategia de hacer pagar la crisis a aquellos que menos culpa tienen. Supone seguir ahogando a los profesores, estudiantes y familias, es decir, al pueblo. No debemos admitirlo y nuestra respuesta ha de ser  la acción conjunta de toda la comunidad educativa. Lo hemos demostrado en la recentísima huelga general, de la que daremos datos por centros en breve.

Estos presupuestos ahondan en la desigualdad. Mientras a la Educación Pública no Universitaria se le reduce la asignación alrededor del 14%, la concertada sufre un ajuste de solo un 1%. El gasto de personal sufre una disminución  de 90 millones. Nos preguntamos de dónde puede venir ese ajuste, en qué se puede recortar, si tenemos en cuenta que hay ya 1000 profesores menos que el curso pasado. Nos preguntamos también qué pasará con el plan PROA o con otros planes como el bilingüísmo que son tan importantes para nuestros alumnos. Hay otros números como el del mantenimiento de los centros que tiene un coste de 25 millones de euros.  Estos datos llevan a decir a la propia consejera:  “no es para sacar pecho ni para estar orgulloso”. Creemos que hay que ir más allá, es para avergonzarse ya que se trata de volver a incidir en el error que nos ha llevado a la situación en que nos encontramos ahora. Tras estas cifras están los compañeros que se quedan en el paro, que desesperan mirando una bolsa de interinos que no avanza, los alumnos que se amontonan en aulas que empiezan a estar desasistidas de cosas básicas como la calefacción, los profesores que tienen cada vez más estudiantes a su cargo, etc…

La respuesta no puede ser otra que incidir en la protesta, que saber que se puede conseguir que nuestra situación cambie y que ese momento llegará a través de acciones que supongan una fuerza como la expresada el 14N. No nos podemos quedar parados ni callados.

Información urgente y de última hora sobre el cobro del verano por parte de los interinos.

Nos llega la siguiente información. Parece que la ley de Presupuestos de 2013 anula el acuerdo al que habían llegado con la administración acerca del cobro del verano por parte de los interinos. Tal y como se entiende en el siguiente texto: Los presupuestos de la DGA 2013 en su disposición adicional 24 anulan el acuerdo del interinos de este mes de julio por el cuál aquellos interinos en activo a 30 de junio y que hubiesen trabajado ininterrumpidamnete un mínimo de 242 días cobrarían los dos meses de verano. Reproducimos en la siguiente imagen los datos y argumentos más importantes al respecto que los distintos sindicatos han difundido.

Marea Verde solicita que el dinero de los docentesen huelga el #14N se destine a la Educación Pública

Marea Verde reclama que el dinero descontado a los trabajadores del sector educativo el día de huelga  sea destinado en beneficio de sus centros. La iniciativa tiene un doble objetivo. Por un lado, se trata de incidir en la protesta contra los recortes que estamos sufriendo este curso y que perjudican gravemente la calidad de la educación. Por otro lado, busca que ese dinero repercuta en la mejora de la enseñanza pública de Aragón y no se desvíe al pago de rescates a las entidades financieras, principales causantes de esta crisis. Además, se pretende con esto animar a secundar la huelga general del día 14 de noviembre, ya que es necesario considerar que perder un día de sueldo no importa, perder el derecho a la educación sí.

Son muchas las necesidades cotidianas que un centro educativo tiene y que están siendo descuidadas por parte de la administración. Son varios los ejemplos que se han ido dando ya en este inicio de curso y es habitual que los pagos a los centros para su afrontar gastos se realicen con retraso o estén pendientes de ser abonados. Además, programas como el P.R.O.A. (programa de refuerzo, orientación y apoyo) están en peligro de desaparición o de drástica reducción, algo que consideramos de una gravedad extrema ya que son claves para la mejora de los resultados académicos del alumnado con problemas así como para su integración y el desarrollo de una educación integral de cada estudiante. Queremos que el esfuerzo que realizamos el día de la huelga sirva para que nuestro trabajo se desarrolle en las mejores condiciones posibles, algo que irá en provecho de los alumnos en particular y de la sociedad en general.

Con este fin se ha realizado un documento que adjuntamos a continuación y que también se podrá recoger en la librería Pantera Rossa. Este documento irá destinado al Sr. Alfonso García Roldán, DIRECTOR GENERAL DE GESTIÓN DE PERSONAL DEL DEPARTAMENTO DE EDUCACIÓN, UNIVERSIDAD, CULTURA Y DEPORTE y a la Sra. Dña. María Dolores Serrat Moré Consejera de Educación, Universidad, Cultura y Deporte, UNIVERSIDAD, CULTURA Y DEPORTE, avda. Gómez Laguna, 25, 10ª
planta, 50071, ZARAGOZA. En él el trabajador tendrá que firmar de manera individual para conseguir los objetivos comunes antes expuestos. Una vez realizada la huelga, estos documentos serán entregados en la Consejería de Educación. Será entonces responsabilidad de los administradores de los recursos educativos en nuestra comunidad admitir esa reclamación, tal y como haría todo aquel que estuviera preocupado por la calidad educativa que se pueda ofrecer en los centros educativos de Aragón.

SOLICITUD PARA DESTINAR A TU CENTRO EL DINERO DESCONTADO DE LA HUELGA

Necesitamos tu firma para detener los desahucios

Kutxabank ya lo ha hecho ¿y el resto? Pide a todos los bancos que detengan las ejecuciones hipotecarias ya

Kutxabank acaba de anunciar que suspende “de forma inmediata” todas las ejecuciones hipotecarias hasta que se conozca la nueva regulación en la materia. Por desgracia ha tenido que ser un suicidio el que provocase esta reacción.
Pero ¿qué pasa con los demás bancos? ¿Van a seguir expulsando familias de sus casas y exigiéndoles deudas de por vida?
Desde que empezó la crisis decenas de miles de familias se han visto de repente en la calle, sin el hogar que llevaban años pagando, sin trabajo y con una deuda de por vida con el banco. ¿Puedes imaginarte su desesperación?
Los bancos pueden y deben parar esta locura y suspender temporalmente las ejecuciones hipotecarias, por lo menos hasta que el Gobierno haya anunciado las medidas necesarias para detener este drama.

Manuel, si conseguimos parar las ejecuciones hipotecarias en este país será porque una marea de personas como tú han decidido hoy firmar esta petición y alzar su voz contra esta injusticia.

Irene y el equipo de Change.org

10 Razones para otra huelga

1-El paro, siempre una decisión política. En el Estado Español hay 5.778.100 personas en paro, 123.500 viven en Aragón. Gracias a las continuas reformas del Estatuto de los trabajadores, de la negociación colectiva y de la ley de Jurisdicción Social efectuadas, superando las expectativas del propio De Guindos (quien pronosticó que después de su Reforma Laboral el paro crecería en 690.000 personas) el paro ha aumentado en 799.200 personas en el último año.
2- La población emigrante está cayendo en la clandestinidad además de en la miseria. El paro de la población inmigrante supera en 14 puntos el de la autóctona, llegando en algunos colectivos como el ecuatoriano a superar el 60%. Para renovar el permiso de residencia y trabajo es necesario cotizar 6 meses de 12 ó 9 de 18. Requisito imposible cuando en Aragón el 92% de los contratos que se realizan son temporales, su duración media es de 66 días y el tiempo medio que se tarda en encontrar trabajo es de 355 días. El riesgo de pobreza en este colectivo se eleva hasta el 49,2%.
3-La crisis social se hace insostenible. El 22% de la población española se encuentra bajo el umbral de la pobreza, cifra que aumenta hasta el 26% para los menores de edad, hasta el 35,8 para desempleados o hasta el 38,9% para las familias monoparentales. El 7,4% de los hogares no pueden hacer frente a los gasto básicos (luz, gas, comunidad…); el 12,7 de no llega a fin de mes, el 26% lo hace con dificultad; el 40% no tiene capacidad de hacer frente a imprevistos; 1.737.900 hogares tienen a todos sus miembros en paro. Se producen 512 procedimientos de desahucio al día.

4- Nos están sometiendo a un proceso de empobrecimiento generalizado. Han congelado el SMI en 641 euros. Han congelado el IPREM (índice por el que se calculan muchas prestaciones de la SSGG) en 531 euros. Los funcionarios, entre rebajas salariales, congelaciones y supresión de pagas extra, han perdido un 30% de poder adquisitivo en los cuatro últimos años. Las pensiones han perdido un 3% de poder adquisitivo en 2011 y su revalorización en 2012 también está por debajo del IPC a la par que se les han subido los impuestos. La reforma de la negociación colectiva es una autopista al empobrecimiento para los trabajadores por cuenta ajena, cuyo final, igual que la que la Troika ha impuesto en Grecia o Irlanda a través de los rescates es una rebaja de salarios de entre un 20 y un 25%.

5- Las ventas del pequeño comercio han caído un 7% en 2012 y según anunciaba la Confederación Española del Comercio, a primeros de año, más de 75.000 tiendas tendrán que cerrar en 2012 si la situación continua Dato que poco le ha importado al gobierno a la hora de subir el IVA o de proponer la liberalización de los horarios comerciales. En 2011, 115.000 trabajadores por cuenta propia se han quedado en el paro. Mientras, con mas de 50.000 millones de euros de beneficio neto, las empresas y bancos del IBEX batieron el récord de ganancias en un año.

6-Sistema de impuestos regresivo. Desde 2012 la principal fuente de ingresos en Aragón son los impuestos indirectos. Mientras aumentan el IVA, el gravamen sobre las rentas del trabajo y sobre las pensiones, las grandes empresas tributan la mitad de lo que les correspondería por sus beneficios y se les ha bajado un 2% las cotizaciones a la seguridad social. Se mantienen tipos reducidos de IVA para la venta de vivienda, los accionistas de las empresas españolas gestoras del Banco Malo tributaran un 5% menos de lo que les corresponde y el capital extranjero que participe del Banco Malo no pagará impuestos en el Estado Español.

7- La conversión de deuda privada en pública. El rescate de los poderosos ejecutado desde el bipartidismo, que no es otra cosa que la socialización de las pérdidas de un sector privado incapaz de mantenerse por si solo y responsable del 82% de la deuda española, ha provocado que desde 2007 la deuda pública haya pasado del 32% al 90% del PIB en 2013. Lo que nos conducirá en 2013 a pagar 38.000 millones de euros en concepto de intereses. En los Presupuestos Generales del Estado para 2013 la partida presupuestaria destinada para el pago de intereses de la deuda constituye la segunda mayor partida presupuestaria.

8-Nos enfrentamos a los mayores recortes presupuestarios de la historia, a la supresión de la dependencia, al desmantelamiento del sistema público de pensiones, de la educación, de la protección por desempleo, del sistema público de salud y a una oleada de privatizaciones de empresas públicas y servicios municipales. Para garantizar los 300.000 millones de vencimientos de deuda que el sector privado debe afrontar en anualmente el estado desposee a la población de sus derechos básicos.

9-Leyes represivas en aumento y privatización del sistema judicial. Se está instalando el llamado copago judicial que hace económicamente inaccesible para la mayoría recurrir una sentencia y se están sacando del sistema judicial público determinados supuesto que los resolverán árbitros privados, notarios,…, cobrando sus emolumentos, faltaría mas. La reforma de la justicia incluye la instauración de la cadena perpetua, retrotraer la ley del aborto al año 85 cuando abortar era un delito en cualquier supuesto y leyes represivas contrarias a las libertades públicas propias de una dictadura militar.

10-Porque así no hay futuro. El sistema político y económico está agotado, viejo y caduco. Su funcionamiento es injusto e insuficiente, incapaz de garantizar las necesidades básicas de la población. Todas las propuestas que llegan desde el bipartidismo y las organizaciones patronales son una huida hacia delante, que no hacen si no aumentar la crisis social, tratar de hacer sostenible en el tiempo la miseria y conducirnos, cada vez mas, al fondo del abismo. No hay vuelta atrás, lo que ahora vivimos no es una crisis, si no la consecuencia lógica del modelo de construcción europea, de una economía al servicio de los capitales y no de las personas.
Vecin@, te llamamos no solo a apoyar la huelga del 14-N, si no a que participes activamente en ella, acudiendo a los diferentes actos programados.

No consumas el 14-N. Compra todo lo que necesites el día anterior, en el pequeño comercio, participa extiende el mensaje.
Comerciante y trabajador por cuenta propia, no te confundas. Debes apoyar la huelga.

Porque no hay vuelta atrás, el 14-N, Tod@s a la Huelga General

PAREMOS EL DESAHUCIO DE ANCY

DIA: 8 Noviembre 2012.
LUGAR: C/ Pedro Cubero Nº 16.
HORA: Desde las 7,00h, hasta que lo frenemos.

Después de varios meses de intento de negociación con BBK-KutxaBank la única respuesta que hemos recibido es la fecha del desahucio para Ancy y su familia el próximo 8 de Noviembre.

Ancy es una mujer separada, con un hijo de 12 años y una niña de 8..
Trabaja eventualmente y hace tiempo que no puede hacer frente a la hipoteca.
Ha intentado por todos los medios llegar a acuerdo con BBK-Kutxabank, pidiendo la dación en pago para, al menos, tener una segunda oportunidad para empezar de nuevo ella y su familia y seguir adelante con su vida.

La negativa o el silencio es lo único que ofrece BBK-Kutxabank, y fué esa desesperación lo que hizo que Ancy se acercase a pedir la colaboración de Stopdesahucios hace varios meses ya..
Muchos intentos de conversación se han tenido, muchas caceroladas, pitadas y presiones hemos ejercido, ya que, además de Ancy, son otras 7 familias compañeras de Stop desahucios que se encuentran en situaciones similares gracias a esta entidad: BBK-Kutxabank.
Entidad que, sin escrúpulos ha hecho llamadas amenazantes a compañeras, que daba teléfonos que nadie cogía, que amenazaba con llamar a la policía.
Entidad que sigue adelante con los procesos judiciales sin importarle en qué condiciones deja a las familias, anteponiendo sus intereses económicos a los derechos humanos y los derechos de los niños.

Ahora más que nunca hacemos un llamamiento a la solidaridad vecinal para frenar el Desahucio que pretenden ejecutar el 8 de Noviembre.

Porque tenemos el derecho y tenemos la fuerza.
Porque sabemos que cuando nos unimos SÍ, SE PUEDE!
STOP DESAHUCIOS YA!!! 

Nace el colectivo Ateneo para impulsar el debate progresista

 Diversos integrantes de movimientos críticos se organizan. La presentación será el domingo, con la presencia del fundador de la Syriza
Un grupo de personas de la izquierda de Aragón, procedente de distintas organizaciones sociales y políticas se han propuesto crear Ateneo, un espacio “inclusivo, abierto e independiente” para el debate y la construcción de alternativas de izquierda en la comunidad: tanto en la movilización como en la convergencia electoral.
Este colectivo se dará a conocer el próximo domingo, 4 de noviembre, con la visita de Yorgos Mitralias, uno de los griegos que ha constituido la Syriza, un colectivo de izquierdas que ha aglutinado toda la oposición a las doctrinas neoliberales que imperan en Grecia y que se ha convertido en una de las principales fuerzas sociales y políticas del país heleno. Este colectivo de aragoneses de la izquierda aseguran que quieren “contribuir al debate sobre las diferencias y las coincidencias” en sus análisis de la realidad presente y de las perspectivas futuras. Pero sobre todo, quieren debatir cómo actuar en los distintos terrenos de la acción social y política.
Varios son los motivos que han estimulado la creación de este colectivo. En primer lugar, la comprobación de que los diversos movimientos críticos actúan de forma descoordinada y sin una estrategia común para hacer frente a lo que consideran un ataque neoliberal sin precedentes.

EXPERIENCIAS Según aseguran en un documento inicial en el que presentan este espacio “para el debate y construcción de alternativas de izquierda en Aragón”, ni “la derecha explícita ni los llamados partidos socialdemócratas europeos son capaces de ofrecer alternativas al guión de la troika”. Precisamente, la crisis de la socialdemocracia y experiencias como La Izquierda de Aragón, una coalición electoral entre CHA, IU y la izquierda social, alientan la creación de este nuevo espacio alternativo. El éxito electoral de estas coaliciones también se ha visto en Galicia, donde AGE –formada por Equo, IU, una agrupación socialista y diversos movimientos de izquierdas– han obtenido un buen resultado en las urnas con apoyos de los ciudadanos.
Fuente:  http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/aragon/nace-colectivo-ateneo-para-impulsar-debate-progresista_802043.html

Interior perseguirá la difusión de imágenes de policías en internet

 El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, ha asegurado que la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana pretende “buscar un equilibrio en la protección de los derechos de los ciudadanos y de los de las fuerzas de seguridad” 

Antidisturbios disparando bolas de goma durante las protestas del 25-S.

Antidisturbios disparando bolas de goma durante las protestas del 25-S.- EFE

El director general de las Policía, Ignacio Cosidó, ha avanzado hoy que la próxima Ley de Seguridad Ciudadana prohibirá la captación, tratamiento o difusión en internet de imágenes de agentes en el ejercicio de sus funciones si ponen en riesgo su persona o la operación en la que están trabajando.
Así lo ha manifestado Cosidó en un encuentro con la Central Sindical Independiente de Funcionarios (CSI-F), la Confederación Española de Policía (CEP) y la Confederación Europea de Sindicatos Independientes (CESI) para analizar las consecuencias de la crisis en el trabajo de las fuerzas se seguridad. Además, ha asegurado que la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana pretende “buscar un equilibrio en la protección de los derechos de los ciudadanos y de los de las fuerzas de seguridad”.
Cosidó asegura qeu la medida pretende proteger la intimidad personal y el derecho al honor de los agentes
Literalmente, ha asegurado que prohibirá “la captación, reproducción o tratamiento de imágenes, sonidos o datos de miembros de las fuerzas de seguridad en el ejercicio de sus funciones cuando puedan poner en peligro su vida o en riesgo la operación que están desarrollando”.
Para el director de la Policía esta medida que pretende proteger la intimidad personal y familiar de los agentes y garantizar el derecho a su honor e imagen y con la que el Gobierno, ha dicho, “da un paso al frente” para dotar de más seguridad el trabajo de la Policía “desde la legalidad y el estricto cumplimiento del Estado de Derecho”.
“Solo desde el reconocimiento de la inmensa labor de las fuerzas de seguridad es como podremos progresar en el logro de una sociedad mas justa, más segura y pacífica”, ha subrayado el director de la Policía, que ya anunció la pasada semana que la Ley se Seguridad Ciudadana también podría contemplar como sanción manifestarse con la cara cubierta.
Cosidó ha aprovechado también para manifestar su apoyo al anteproyecto de reforma del Código Penal, que, a su juicio, sienta “las bases para la prevención y persecución de las conductas que atentan gravemente contra el orden público”.
No especifica qué imágenes pueden “poner en peligro la vida de los agentes o la operación que están desarrollando”
Entre algunas de las novedades que incluirá el Código Penal, el director de la Policía ha recordado que la definición de delito de atentado variará para incluir en él todos los supuestos de acometimiento, agresión, empleo de violencia o amenazas graves de violencia sobre el agente de las fuerzas de seguridad o miembros de servicios de asistencia y rescate.
Por su parte, la acción de resistencia pasiva, junto a la desobediencia, se mantiene penada con entre seis meses y un año de cárcel. La falta de desobediencia desaparece, pero se sancionará como infracción administrativa en la Ley de Seguridad Ciudadana.
Otra novedad afecta a la alteración del orden público. La pena se agrava cuando se porten armas, se exhiban simuladas o se realicen actos de violencia con peligro para la vida o integridad de las personas, así como los actos de pillaje.
También se castigará la difusión de mensajes que inciten a la comisión de algún delito de alteración del orden público o actos de violencia, pero no la simple convocatoria a movilizaciones.

Interior aclara que no se impedirá tomar imágenes en manifestaciones

El Ministerio del Interior ha explicado más tarde que la propuesta anunciada este jueves por el Director General de la Policía está plasmada en un documento de trabajo relacionado con la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana que se encuentra aún en fase de estudio y cuyo objetivo no sería impedir que se graben imágenes o se tomen fotografías en manifestaciones realizadas en la vía pública.
Fuentes del Departamento que dirige Jorge Fernández Díaz se han referido como supuestos en los que sí se podría aplicar esta medida a aquellos casos en los que la presencia de cámaras de televisión pudiesen poner en peligro el desarrollo de una operación policial o una detención.
También la toma de imágenes que supusieran un riesgo para la integridad física de los agentes o para su honor. En ese sentido, desde el Ministerio insisten en que la medida, aún en fase iniciaría, no pretende limitar el derecho de la libertad de expresión o información y que tampoco impediría la toma de imágenes en concentraciones.

Fuente:  http://www.publico.es/espana/444095/interior-perseguira-la-difusion-de-imagenes-de-policias-en-internet

Manifestación antitaurina de Zaragoza -7 de Octubre

 
EL PROXIMO DOMINGO, 7 DE OCTUBRE,  A LAS  16: 30, EN LA PLAZA DEL PORTILLO.

ZARAGOZA SE LANZA A LA CALLE PARA EXIGIR EL FIN DE LAS CORRIDAS DE TOROS.
Como cada año, los aragoneses nos manifestamos en contra de una tradición más propia de la Edad Media que del siglo XXI.

Los animales no pueden hablar, HAGÁMOSLO NOSOTROS POR ELLOS. TU ASISTENCIA ES FUNDAMENTAL, ELLOS TE NECESITAN.

 

 Mas información:  http://www.zaragozaantitaurina.org/

“Sois unos mierdas”: Javier Cárdenas dando su opinión sobre las movilizaciones de los últimos días, clara y directa

En este audio, Javier Cárdenas en su programa de radio carga contra toda la casta parasitaria, y reta al gobierno que provoque un referéndum al pueblo, para consultar si queremos políticos o no, en este país. Este audio de dos minutos y once segundos, es muy interesante. Escuchadlo, porque no tiene desperdicio.

“Sois unos mierdas”: Javier Cárdenas dando su opinión sobre las movilizaciones de los últimos días, clara y directa

En este audio, Javier Cárdenas en su programa de radio carga contra toda la casta parasitaria, y reta al gobierno que provoque un referéndum al pueblo, para consultar si queremos políticos o no, en este país. Este audio de dos minutos y once segundos, es muy interesante. Escuchadlo, porque no tiene desperdicio.

Conversación con Ainhoa Cortes y Gabriel Jiménez, dos de las personas detenidas el 25S

Fuente: http://www.eldiario.es/politica/da-razones-seguir-luchando_0_52844953.html

“Nos metieron piedras en la mochila” 

“He seguido el 29S desde casa, por Internet, con mucha emoción”, dice Gabriel, con una brecha en la cabeza

Denuncian maltrato y tachan de falsas las acusaciones que les imputan

Gabriel y Ainhoa, dos de las personas arrestadas el 25S. Grabaron con el móvil su propio arresto. Madrid, 29 de septiembre (Foto: Olga Rodríguez) 
 Nos citamos el sábado 29-S en la Plaza Tirso de Molina de Madrid.

-¿Cómo estáis?, les pregunto al verles.

-Con mucha rabia, muy enfadada, pero a la vez muy agradecida ante tantos gestos de solidaridad –contesta de inmediato Ainhoa.
Gabriel es ingeniero de telecomunicaciones. Ainhoa, comerciante y madre de dos hijas. Gabriel se acerca y le veo una marca en la cabeza cosida con seis grapas.

-Es uno de los golpes que me dio la policía con la porra.

Entramos en un bar y comenzamos a charlar. Durante tres horas, sin apenas descanso, relatan su arresto, el paso por los calabozos, la angustia del aislamiento, denuncian malos tratos. Ainhoa no puede evitar las lágrimas en un par de ocasiones:

-Pero nunca lloré delante de los polis.

La conversación fluye sola y sirve para que se cuenten sus experiencias en las celdas de la comisaría de Moratalaz. Dan importancia al más mínimo detalle.
Ainhoa: Yo estuve en una celda de aislamiento, sola con otra compañera. La puerta era opaca, solo entraba la luz por una ventana ojo de buey. Gritábamos pero no nos oían. Así estuve los dos días. Como teníamos un wáter dentro, no nos permitían salir para nada. Gritaba tu nombre, Gabi, pero no me oías.

Gabriel: Es que yo estaba en el otro pasillo. En mi celda éramos siete y tenía rejas. Aunque las condiciones eran muy malas. Dormíamos en colchonetas, nos dieron siempre fabada de comer, solo fabada y galletas, sin agua, el agua nos la daban cuando salíamos al baño, imagínate la sed. A mí me negaron medicación. Pedí analgésicos, y nunca me los dieron. En una de las salidas al baño un poli me dijo con sorna:
“Si, claro, abro la bolsa, meto la mano, saco una pastilla y te la tomas”. Insistí, pero no me los dio. Pedí asistencia médica y otro me la negó. Tengo su número de identificación. 
Gabriel recibió un golpe en la cabeza de la policía. En primer plano, la brecha con 6 grapas que le colocaron en el hospital. (Olga Rodríguez) 
 La detención

Aún nerviosos, con las emociones a flor de piel, van recomponiendo lo ocurrido en la noche del 25-S, cuando fueron arrestados en el Paseo del Prado de Madrid, cerca de la plaza Cibeles. Gabi retransmitió en directo su detención, a través de su teléfono móvil ( se puede ver aquí).

En la grabación se oye cómo un policía les dice: “¡Al suelo, al puto suelo!”. Poco después, un facultativo del Samur advierte que Gabi está herido: “Hay que ponerle grapas y al hospital, al hospital”.

Ainhoa: No hicimos nada. Habíamos estado en la manifestación, siempre sentadas, desde las siete de la tarde. Ya nos íbamos a ir, era tarde, las doce o así, estaba todo muy tranquilo, de hecho un grupo de gente había sacado las cartas para jugar en Neptuno poco antes.

Gabriel: De repente un poli dijo a otros: “Decidles que se vayan”. Pero en vez de hacer eso, optaron por rodearnos, y nos obligaron a bajar por el Paseo del Prado hacia Cibeles, por el carril por el que pasaban coches. Había un señor y una señora de unos cincuenta años, caminábamos, nadie les tiró nada, todo normal, pero de repente la policía empezó a correr, y nosotros corrimos. Luego nos paramos. Yo me acerqué a un equipo del Samur que estaba atendiendo a un chico (se ve en la grabación). Había una chica joven que iba con el móvil, estaba escribiendo algo, el poli le dice no sé qué, ella contesta: “Sí, ya voy”, y el policía dice: “¿Qué, me has contestado?”. “No, que ya voy”, dice ella. Que no me contestes, replica él y se acerca con la porra con un gesto que parecía que iba a darle, así que yo avancé dos pasos grabando con el teléfono, él se dio cuenta y retrocedió.

A: Y ahí me dijiste: Creo que acabo de salvar a esta chica de un porrazo.

G: Sí. Luego volvieron a correr otra vez, sin ninguna razón, y nosotros corrimos.

A: Pero yo decidí pararme. Vi la inmensidad de la calle, estaba cansada, me bloqueé y paré. Recuerdo que Gabi me miró y dijo: ¿Qué haces? Le dije: No puedo, corre tú. Ahí me cogieron y vi cómo a él le daban un golpe en la cabeza con la porra.

G: También me dieron en el brazo.

A: Y a mí, en el brazo. Me tumbaron en el suelo, se sentaron encima mío para esposarme, me clavaron la rodilla, yo diciendo vale, vale, vale, vale, pero seguían clavándomela.

G: Ahí es cuando a mí me dicen: Al suelo, al puto suelo. Fui yo el que se puso de rodillas antes de que me dijeran eso. Nunca opuse resistencia. Espero que alguna cámara de seguridad de la zona haya captado el momento bien. Me tumbaron, me cogieron por la nuca, yo estaba aturdido por el golpe en la cabeza.

Un reguero de sangre

A: Estábamos tumbados juntos sobre el asfalto, las caras a la misma altura, entonces miro a Gabi y veo que le sale sangre de la cabeza, mucha sangre, empieza a formarse un reguero, un charco.

G: Yo también me di cuenta en ese instante y dije: ¡Estoy herido! 

‘Agachadita’

A: Nos pusieron las esposas y nos llevaron al lado de las furgonetas, agachándonos las cabezas, mirando hacia abajo, pero muy muy agachada iba yo, y me dijeron: “Pero no te levantes, es mejor que vayas así, agachadita, agachadita”.

G: Hicieron un círculo en torno a nosotros, dijeron “tapadles con los escudos”, nos pusieron de rodillas y luego nos llevaron entre dos furgonetas muy pegadas, nos daban de lleno las luces azules que parpadeaban y allí estuvimos de rodillas todo el rato, hasta que por fin el Samur me atiende.

A: Yo les pregunté si me podía sentar y me dijeron que no. Cogieron mi documentación, y empezaron a reírse de mí, se reían todo el rato de mí. Miraron la foto del DNI y me dijeron: “Estás muy desmejorada ahora”, se reían de todo, era un trato para humillar continuamente.

Ainhoa se echa a llorar. “Es que tengo todo muy reciente aún”, se disculpa. “Y mis hijas, dos días sin ellas, sin hablar con ellas… en fin”.

Se recompone rápidamente y añade: “Ayer mis hijas me dijeron que habían visto una peli mientras yo estaba en la cárcel, con total normalidad. Yo les dije que era un calabozo, no cárcel. Y ahora lo llaman la calabaza. Estuve en una calabaza”, dice sonriendo.

G: El Samur dijo que me tenían que llevar al hospital, pero los policías me metieron en un furgón y fui a la comisaría de Moratalaz con el resto de detenidos.

A: Antes nos quitaron las mochilas.

G: Es verdad. Desataron las tiras para no tener que quitarnos las esposas. Bueno, iban a cortarlas, en plan bruto, pero les dijimos que no las rompieran, que era mejor que las desataran. No sé si fue en ese momento cuando metieron las piedras o ya en comisaría.

A: Mientras, seguían metiéndose conmigo. Con mucha mala leche, mucho cachondeo. Yo les decía ya vale, ya vale. Pero al menos no me vieron llorar.
Encapuchados

G: Íbamos en el furgón esposados y sin cinturón de seguridad, dábamos botes. Llegamos a la comisaría. Había muchos policías y muchos polis encapuchados, poli secreta. Había un montón. Nos pusieron contra la pared, de pie, y así estuvimos mucho tiempo, esposados. Era muy intimidatorio.

A: Y ahí vuelven a llevarse nuestras mochilas.

G: Sí. Y es probable que en ese momento metieran las piedras. O ahí, o si no antes, cuando nos quitaron las mochilas junto al furgón…
Se queda pensativo y continúa:
G: Después empezaron a llamarnos uno a uno. Nos decían de qué nos acusaban, nos pedían un número de teléfono del familiar al que queríamos que avisaran, porque nosotros no podíamos llamar a nadie, nos preguntaban qué abogado queríamos, y nos pedían firmar un papel.

Piedras en la mochila

A: En mi caso empezaron a hacer ‘inventario’ de las cosas que llevaba en mi mochila. Les dije lo que llevaba, me preguntaron si llevaba armas, yo evidentemente dije que no, y entonces entra un poli y dice: ‘Esta es la que tiene piedras’. Y entonces yo, que estaba abriendo la mochila para mostrarles qué tenía, veo tres piedras. Tiro inmediatamente la mochila en un acto reflejo y me quedo flipada. Me callé. No supe decir más. Otro detenido me contó que un poli fuera dijo: ‘Mira la vasquita lo que tenía’.

G: A mí me llevaron a una habitación, tuve que cruzar un pasillo lleno de polis y encapuchados, había tantos que se tenían que apartar para que pudiéramos pasar. En la habitación al principio el trato fue normal. Me pidieron que me quitara los cordones, el cinto, que sacara la cartera, el móvil. El cordón de la sudadera no salía, intentamos sacarlo pero se atascaba, así que un poli vino con un cuchillo grande, como un machete, y mirándome, mientras lo sostenía en la mano, me dijo: “No te muevas, no vaya a ser que te corte el cuello”. El tono que empleó no era amenazante, pero en ese contexto sonaba, como mínimo, extraño. Empezaron a sacar mis pertenencias e iban apuntando lo que sacaban. ‘¿Qué tienes en la mochila?’, me preguntaron. Yo les dije: un cargador, una batería que siempre llevo de repuesto, unos cascos. Entonces abro la mochila y veo tres piedras.

A: Tres también, como yo. Qué casualidad.

G: Yo al ver eso dije: ‘Vaya tela’. Resoplé, me dio la risa pero de la angustia, y tardé un poco en reaccionar, parecía una pesadilla. Luego dije: Tres piedras que no estaban ahí antes. Pero no podía escucharles, me quedé en blanco. Entonces me pusieron un boli en la mano, me acercaron a un papel, y me dijeron: ¿Quieres firmar?, mientras tapaban la letra pequeña de la hoja. “Voy a leerlo antes”, dije. “¿Firmas o no?. Aquí no estás para leer”, contestaron. Y no firmé. Menos mal.

A: A todo esto seguíamos siempre de pie, no dejaron sentarse a nadie, ni a Gabi, que tenía la brecha en la cabeza y aún no le habían cosido.

G: Al cabo de un rato vinieron dos polis nacionales y me llevaron al hospital. Antes de irnos, un antidisturbios les preguntó a qué hospital me iban a llevar. Ellos dijeron que al Gregorio Marañón, que es el que quedaba más cerca. El otro les dice que mejor otro hospital, no recuerdo cuál mencionó, porque en el Gregorio ‘no siempre nos tratan muy bien’, refiriéndose a ellos, a la poli. Pero estos me llevaron al Gregorio. En el parte queda claro que tengo herida y golpe de porra.

A: Mientras tanto, yo estaba en la comisaría, me llevaron a una habitación con una médica, me vio tan nerviosa que cerró la puerta, me dolía el codo, estaba esposada, la doctora me dijo que tenía que tomar analgésicos para el dolor, que me lo tomara en cuanto saliera de allí, y yo ahí me puse a llorar, diciéndole que no sabía cuándo iba a salir porque me habían colocado piedras en la mochila. Me desahogué mucho con ella, fue muy amable.

Los calabozos

A: En torno a las cinco de la madrugada nos metieron en el calabozo. A mí en la celda incomunicada, al fondo del todo, con una chica que tenía varias heridas y un ojo mal. Es la chica que estaba en el bar que se ha hecho tan famoso porque el dueño no dejó entrar a los polis. Ella salió y la tiraron. Necesitaba atención médica, gotas en el ojo, porque le temblaba, pero tardaron mucho en dárselas. Para que nos oyeran los polis teníamos que pegarnos mucho al ojo de buey de la puerta, yo gritaba y gritaba, pidiendo agua y medicinas, pero no venían nunca.

G: En mi celda, que no tenía puerta opaca, sino rejas, sí nos oían, pero no nos hacían caso. Teníamos que gritar y gritar pidiendo agua, medicinas, comida… Pero el agua solo era tres veces al día, la comida siempre fue fabada, sin agua, y las medicinas nunca llegaron.

A: Acabo de acordarme que al llevarme al calabozo, dos polis leyeron mi parte y me dijeron: “Pero si no te hemos pegado, te has caído tú solita, esto te los has hecho tú sola”. Y luego es cuando se llevaron el parte, y yo pensé: “A ver qué van a poner ahora”. Pregunté por mi informe y una policía rubia me contestó: “Tú sabrás dónde lo has puesto”. ¡Y yo estaba esposada, con las manos inmovilizadas! Esa mujer era tremenda. Nos decía: “¿Qué creéis, que soy vuestra profesora de matemáticas? Callaros!” Un chico preguntó si podía ir al baño y ella le contestó: “¿Y quieres que te la sujete?” Decía cosas como “¿estáis cansados? No os quejéis, que yo también estoy cansada, que llevo aquí muchas horas”. Y al chico que se desmayó, le dijo luego: “Pero qué haces sentado, nos ves a los demás sentados? Venga, de pie”.
Sin manta, sin analgésicos
G: Era tremenda. Cuando yo llegué del hospital empecé a sangrar otra vez por la cabeza, pedí atención médica y me dijo: “Acabas de volver, así que te aguantas, que no vas a ir otra vez”. En la celda pedí una manta y no me la dieron, a otros sí, pero yo me quedé sin manta. Pasé mucho frío la primera noche y mucho calor la segunda. Había un poli amable que se preocupaba por apagarnos la luz por la noche, pero a los dos minutos llegaba uno que tenía muy mala leche y nos la encendía.

A: Yo me derrumbé el segundo día, cuando vi que no salíamos por la mañana. Pedí tantas veces hablar con mis hijas… pero nada, claro. También pedí que no me dieran siempre fabada. Y me dijeron: Hay mucha gente que no tiene ni fabada. Y yo contesté: Ya, por eso estuve ayer en la calle manifestándome.

G: Imagínate cómo estaba mi celda, siete tipos dos días sin ducharse, comiendo solo fabada.

A: No teníamos bolígrafo, así que cogí la pegatina del paquete de la comida, con los dientes recorté los números de la fecha de caducidad y del código de barras para componer un pequeño puzzle con el número de teléfono de Javier (su marido) y los pegué en la ropa de mi compañera de celda, por si salía antes que yo, para que le llamara. Porque seguía sin tener claro si le habían avisado o no. Y de hecho, no le avisaron hasta las ocho y pico de la mañana del miércoles, es decir, casi nueve horas después de mi detención.

G: En mi celda alguna vez cantamos ‘libertad, libertad’, o ‘el pueblo unido, jamás será vencido”. Por fin el jueves por la tarde nos trasladaron en furgones a los juzgados de Plaza de Castilla. Tenía la sensación de que habíamos pasado allí mucho más de dos días… qué largo se hizo.

La salida

G: El furgón que nos llevó a los juzgados estaba empapado de agua y olía a un producto de limpieza muy fuerte, me mareé por el camino, pero al llegar a los juzgados escuché gritos por un megáfono, por una rendija distinguí a tres personas de la asamblea de Carabanchel que nos esperaban, y ahí me vine arriba.

A: Y yo.

G: En los juzgados escuchamos el atestado policial. Todos nos quedamos muy sorprendidos. Recuerdo a un hombre de cuarenta años, con americana, pantalón de traje, que se quedó en shock al escuchar sus cargos. A mí me acusaron de resistencia. Según el parte, yo iba como liderando a gente para cortar el tráfico en el Paseo del Prado. Dice algo así como que la policía nos dijo tranquilamente y de buenas maneras que nos apartáramos a la acera. Que yo tiré piedras, que a uno le golpeé fuertemente en el pecho, y que todos los polis vieron sin duda que era yo el que lanzaba piedras. Que me dijeron “alto, policía!”, que fueron a retenerme, que yo me resistí violentamente y tuvieron que emplear la fuerza justa y necesaria para reducirme. Eso es lo que dice el atestado. No tengo palabras.

A: Hay una chica que se puso las manos en la cabeza cuando la detuvieron, y tiene las manos hinchadas por eso, porque le dieron en las manos, ¡a la que acusan de tener una maza! Es increíble.

G: En fin. Luego nos pusieron en libertad. Yo abracé una a una a todas las personas que conocía, al salir. Qué importante fue que estuvieran recibiéndonos… Eran las once y media de la noche, pero allí estaban.

Por qué se manifestaron

G: ¿Por qué fui a la manifestación? Por la situación política, económica y social. Porque hay una clase oligárquica que controla todo, disfrazada de democracia, en la que los ciudadanos no importamos nada.

A: Yo por mis hijas. Mucha gente me dice que es mejor que me quede en casa, porque tengo dos hijas pequeñas, pero precisamente por eso salgo, porque mis hijas no se merecen esto.

G: Algún abogado ha dicho que el auto es una vergüenza como auto en sí. Yo eso no lo sé. Lo que sí sé es que los delitos que me atribuyen no son solo mentira, sino denigrantes. Hay un cuerpo solo para ejercer la violencia ‘legal’, para reprimir en nombre de la clase dominante, para seguir perpetuando un sistema de clases. Hay que investigar esta impunidad. Se escudan en que es su trabajo. Pero yo no culpo solo al que me golpea, culpo al secretario del sindicato, el que dijo lo de leña y punto, culpo a la delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes, que viene a decir que nos pegan para hacer cumplir la ley, y culpo al Ministerio del Interior.

A: Es un entramado que se retroalimenta, dicen ‘yo solo recibo órdenes’, y hay así una evasión de responsabilidades. Si a nosotros nos han tratado así, imagina cómo tratan a gente que no tiene nada ni a nadie detrás.
“Esto nos da más razones para seguir luchando”
G: Sé que no soy el primero ni seré el último, esto ha pasado antes y con anteriores gobiernos, pero sí es cierto que en estos últimos diez meses se nota claramente el crecimiento de la represión, con cargas, multas e identificaciones.

A: Yo de hecho he dejado de llevar a mis hijas a las manifestaciones.
G: Creo, o espero al menos, que va a crecer la organización ciudadana al margen de las instituciones. Yo no iba con intención de tomar el Congreso, porque no iba a servir de nada. Iba para demostrar mi enfado, sobre todo después de que hubieran imputado a varias personas por el simple hecho de participar en una asamblea. El método no debe ser la toma del poder, tiene que ir de abajo a arriba, a través de la cohesión social y la organización.

A: La lucha en los barrios debe seguir adelante, organizándonos, pero manifestarse y salir a la calle también es importante y complementario. Yo tampoco iba a tomar el Congreso, ni yo, ni nadie.

G: Ahora con la cabeza abierta y piedras que me han colocado en la mochila, ¿cómo me voy a quedar en casa?

A: Esto nos da más razones para seguir luchando. Si piensan que nos van a amedrantar, se  equivocan.
El 29S
Ya en la noche de este sábado 29S, retomamos la conversación. Gabriel no ha ido a la manifestación, pero la sigue a través de Internet:
-Esto es emocionante, hay más gente que el 25S. Pero estoy preocupado, he visto que la policía ha puesto muchos problemas a los medios de comunicación para trabajar y me temo que va a haber cargas otra vez. Lo que demuestra este 29S es que no pueden callar a la gente. Y mira que se empeñan, intentando criminalizar las protestas. Ahora dice la delegada del Gobierno que iban a ir 500 radicales a la concentración. Digo yo que si estás trabajando para que no haya radicales, no lo anuncias a bombo y platillo, a no ser que la estrategia sea querer empañar la imagen del 25S o del 29S.

Conversación con Ainhoa Cortes y Gabriel Jiménez, dos de las personas detenidas el 25S

Fuente: http://www.eldiario.es/politica/da-razones-seguir-luchando_0_52844953.html

“Nos metieron piedras en la mochila” 

“He seguido el 29S desde casa, por Internet, con mucha emoción”, dice Gabriel, con una brecha en la cabeza

Denuncian maltrato y tachan de falsas las acusaciones que les imputan

Gabriel y Ainhoa, dos de las personas arrestadas el 25S. Grabaron con el móvil su propio arresto. Madrid, 29 de septiembre (Foto: Olga Rodríguez) 
 Nos citamos el sábado 29-S en la Plaza Tirso de Molina de Madrid.

-¿Cómo estáis?, les pregunto al verles.

-Con mucha rabia, muy enfadada, pero a la vez muy agradecida ante tantos gestos de solidaridad –contesta de inmediato Ainhoa.
Gabriel es ingeniero de telecomunicaciones. Ainhoa, comerciante y madre de dos hijas. Gabriel se acerca y le veo una marca en la cabeza cosida con seis grapas.

-Es uno de los golpes que me dio la policía con la porra.

Entramos en un bar y comenzamos a charlar. Durante tres horas, sin apenas descanso, relatan su arresto, el paso por los calabozos, la angustia del aislamiento, denuncian malos tratos. Ainhoa no puede evitar las lágrimas en un par de ocasiones:

-Pero nunca lloré delante de los polis.

La conversación fluye sola y sirve para que se cuenten sus experiencias en las celdas de la comisaría de Moratalaz. Dan importancia al más mínimo detalle.
Ainhoa: Yo estuve en una celda de aislamiento, sola con otra compañera. La puerta era opaca, solo entraba la luz por una ventana ojo de buey. Gritábamos pero no nos oían. Así estuve los dos días. Como teníamos un wáter dentro, no nos permitían salir para nada. Gritaba tu nombre, Gabi, pero no me oías.

Gabriel: Es que yo estaba en el otro pasillo. En mi celda éramos siete y tenía rejas. Aunque las condiciones eran muy malas. Dormíamos en colchonetas, nos dieron siempre fabada de comer, solo fabada y galletas, sin agua, el agua nos la daban cuando salíamos al baño, imagínate la sed. A mí me negaron medicación. Pedí analgésicos, y nunca me los dieron. En una de las salidas al baño un poli me dijo con sorna:
“Si, claro, abro la bolsa, meto la mano, saco una pastilla y te la tomas”. Insistí, pero no me los dio. Pedí asistencia médica y otro me la negó. Tengo su número de identificación. 
Gabriel recibió un golpe en la cabeza de la policía. En primer plano, la brecha con 6 grapas que le colocaron en el hospital. (Olga Rodríguez) 
 La detención

Aún nerviosos, con las emociones a flor de piel, van recomponiendo lo ocurrido en la noche del 25-S, cuando fueron arrestados en el Paseo del Prado de Madrid, cerca de la plaza Cibeles. Gabi retransmitió en directo su detención, a través de su teléfono móvil ( se puede ver aquí).

En la grabación se oye cómo un policía les dice: “¡Al suelo, al puto suelo!”. Poco después, un facultativo del Samur advierte que Gabi está herido: “Hay que ponerle grapas y al hospital, al hospital”.

Ainhoa: No hicimos nada. Habíamos estado en la manifestación, siempre sentadas, desde las siete de la tarde. Ya nos íbamos a ir, era tarde, las doce o así, estaba todo muy tranquilo, de hecho un grupo de gente había sacado las cartas para jugar en Neptuno poco antes.

Gabriel: De repente un poli dijo a otros: “Decidles que se vayan”. Pero en vez de hacer eso, optaron por rodearnos, y nos obligaron a bajar por el Paseo del Prado hacia Cibeles, por el carril por el que pasaban coches. Había un señor y una señora de unos cincuenta años, caminábamos, nadie les tiró nada, todo normal, pero de repente la policía empezó a correr, y nosotros corrimos. Luego nos paramos. Yo me acerqué a un equipo del Samur que estaba atendiendo a un chico (se ve en la grabación). Había una chica joven que iba con el móvil, estaba escribiendo algo, el poli le dice no sé qué, ella contesta: “Sí, ya voy”, y el policía dice: “¿Qué, me has contestado?”. “No, que ya voy”, dice ella. Que no me contestes, replica él y se acerca con la porra con un gesto que parecía que iba a darle, así que yo avancé dos pasos grabando con el teléfono, él se dio cuenta y retrocedió.

A: Y ahí me dijiste: Creo que acabo de salvar a esta chica de un porrazo.

G: Sí. Luego volvieron a correr otra vez, sin ninguna razón, y nosotros corrimos.

A: Pero yo decidí pararme. Vi la inmensidad de la calle, estaba cansada, me bloqueé y paré. Recuerdo que Gabi me miró y dijo: ¿Qué haces? Le dije: No puedo, corre tú. Ahí me cogieron y vi cómo a él le daban un golpe en la cabeza con la porra.

G: También me dieron en el brazo.

A: Y a mí, en el brazo. Me tumbaron en el suelo, se sentaron encima mío para esposarme, me clavaron la rodilla, yo diciendo vale, vale, vale, vale, pero seguían clavándomela.

G: Ahí es cuando a mí me dicen: Al suelo, al puto suelo. Fui yo el que se puso de rodillas antes de que me dijeran eso. Nunca opuse resistencia. Espero que alguna cámara de seguridad de la zona haya captado el momento bien. Me tumbaron, me cogieron por la nuca, yo estaba aturdido por el golpe en la cabeza.

Un reguero de sangre

A: Estábamos tumbados juntos sobre el asfalto, las caras a la misma altura, entonces miro a Gabi y veo que le sale sangre de la cabeza, mucha sangre, empieza a formarse un reguero, un charco.

G: Yo también me di cuenta en ese instante y dije: ¡Estoy herido! 

‘Agachadita’

A: Nos pusieron las esposas y nos llevaron al lado de las furgonetas, agachándonos las cabezas, mirando hacia abajo, pero muy muy agachada iba yo, y me dijeron: “Pero no te levantes, es mejor que vayas así, agachadita, agachadita”.

G: Hicieron un círculo en torno a nosotros, dijeron “tapadles con los escudos”, nos pusieron de rodillas y luego nos llevaron entre dos furgonetas muy pegadas, nos daban de lleno las luces azules que parpadeaban y allí estuvimos de rodillas todo el rato, hasta que por fin el Samur me atiende.

A: Yo les pregunté si me podía sentar y me dijeron que no. Cogieron mi documentación, y empezaron a reírse de mí, se reían todo el rato de mí. Miraron la foto del DNI y me dijeron: “Estás muy desmejorada ahora”, se reían de todo, era un trato para humillar continuamente.

Ainhoa se echa a llorar. “Es que tengo todo muy reciente aún”, se disculpa. “Y mis hijas, dos días sin ellas, sin hablar con ellas… en fin”.

Se recompone rápidamente y añade: “Ayer mis hijas me dijeron que habían visto una peli mientras yo estaba en la cárcel, con total normalidad. Yo les dije que era un calabozo, no cárcel. Y ahora lo llaman la calabaza. Estuve en una calabaza”, dice sonriendo.

G: El Samur dijo que me tenían que llevar al hospital, pero los policías me metieron en un furgón y fui a la comisaría de Moratalaz con el resto de detenidos.

A: Antes nos quitaron las mochilas.

G: Es verdad. Desataron las tiras para no tener que quitarnos las esposas. Bueno, iban a cortarlas, en plan bruto, pero les dijimos que no las rompieran, que era mejor que las desataran. No sé si fue en ese momento cuando metieron las piedras o ya en comisaría.

A: Mientras, seguían metiéndose conmigo. Con mucha mala leche, mucho cachondeo. Yo les decía ya vale, ya vale. Pero al menos no me vieron llorar.
Encapuchados

G: Íbamos en el furgón esposados y sin cinturón de seguridad, dábamos botes. Llegamos a la comisaría. Había muchos policías y muchos polis encapuchados, poli secreta. Había un montón. Nos pusieron contra la pared, de pie, y así estuvimos mucho tiempo, esposados. Era muy intimidatorio.

A: Y ahí vuelven a llevarse nuestras mochilas.

G: Sí. Y es probable que en ese momento metieran las piedras. O ahí, o si no antes, cuando nos quitaron las mochilas junto al furgón…
Se queda pensativo y continúa:
G: Después empezaron a llamarnos uno a uno. Nos decían de qué nos acusaban, nos pedían un número de teléfono del familiar al que queríamos que avisaran, porque nosotros no podíamos llamar a nadie, nos preguntaban qué abogado queríamos, y nos pedían firmar un papel.

Piedras en la mochila

A: En mi caso empezaron a hacer ‘inventario’ de las cosas que llevaba en mi mochila. Les dije lo que llevaba, me preguntaron si llevaba armas, yo evidentemente dije que no, y entonces entra un poli y dice: ‘Esta es la que tiene piedras’. Y entonces yo, que estaba abriendo la mochila para mostrarles qué tenía, veo tres piedras. Tiro inmediatamente la mochila en un acto reflejo y me quedo flipada. Me callé. No supe decir más. Otro detenido me contó que un poli fuera dijo: ‘Mira la vasquita lo que tenía’.

G: A mí me llevaron a una habitación, tuve que cruzar un pasillo lleno de polis y encapuchados, había tantos que se tenían que apartar para que pudiéramos pasar. En la habitación al principio el trato fue normal. Me pidieron que me quitara los cordones, el cinto, que sacara la cartera, el móvil. El cordón de la sudadera no salía, intentamos sacarlo pero se atascaba, así que un poli vino con un cuchillo grande, como un machete, y mirándome, mientras lo sostenía en la mano, me dijo: “No te muevas, no vaya a ser que te corte el cuello”. El tono que empleó no era amenazante, pero en ese contexto sonaba, como mínimo, extraño. Empezaron a sacar mis pertenencias e iban apuntando lo que sacaban. ‘¿Qué tienes en la mochila?’, me preguntaron. Yo les dije: un cargador, una batería que siempre llevo de repuesto, unos cascos. Entonces abro la mochila y veo tres piedras.

A: Tres también, como yo. Qué casualidad.

G: Yo al ver eso dije: ‘Vaya tela’. Resoplé, me dio la risa pero de la angustia, y tardé un poco en reaccionar, parecía una pesadilla. Luego dije: Tres piedras que no estaban ahí antes. Pero no podía escucharles, me quedé en blanco. Entonces me pusieron un boli en la mano, me acercaron a un papel, y me dijeron: ¿Quieres firmar?, mientras tapaban la letra pequeña de la hoja. “Voy a leerlo antes”, dije. “¿Firmas o no?. Aquí no estás para leer”, contestaron. Y no firmé. Menos mal.

A: A todo esto seguíamos siempre de pie, no dejaron sentarse a nadie, ni a Gabi, que tenía la brecha en la cabeza y aún no le habían cosido.

G: Al cabo de un rato vinieron dos polis nacionales y me llevaron al hospital. Antes de irnos, un antidisturbios les preguntó a qué hospital me iban a llevar. Ellos dijeron que al Gregorio Marañón, que es el que quedaba más cerca. El otro les dice que mejor otro hospital, no recuerdo cuál mencionó, porque en el Gregorio ‘no siempre nos tratan muy bien’, refiriéndose a ellos, a la poli. Pero estos me llevaron al Gregorio. En el parte queda claro que tengo herida y golpe de porra.

A: Mientras tanto, yo estaba en la comisaría, me llevaron a una habitación con una médica, me vio tan nerviosa que cerró la puerta, me dolía el codo, estaba esposada, la doctora me dijo que tenía que tomar analgésicos para el dolor, que me lo tomara en cuanto saliera de allí, y yo ahí me puse a llorar, diciéndole que no sabía cuándo iba a salir porque me habían colocado piedras en la mochila. Me desahogué mucho con ella, fue muy amable.

Los calabozos

A: En torno a las cinco de la madrugada nos metieron en el calabozo. A mí en la celda incomunicada, al fondo del todo, con una chica que tenía varias heridas y un ojo mal. Es la chica que estaba en el bar que se ha hecho tan famoso porque el dueño no dejó entrar a los polis. Ella salió y la tiraron. Necesitaba atención médica, gotas en el ojo, porque le temblaba, pero tardaron mucho en dárselas. Para que nos oyeran los polis teníamos que pegarnos mucho al ojo de buey de la puerta, yo gritaba y gritaba, pidiendo agua y medicinas, pero no venían nunca.

G: En mi celda, que no tenía puerta opaca, sino rejas, sí nos oían, pero no nos hacían caso. Teníamos que gritar y gritar pidiendo agua, medicinas, comida… Pero el agua solo era tres veces al día, la comida siempre fue fabada, sin agua, y las medicinas nunca llegaron.

A: Acabo de acordarme que al llevarme al calabozo, dos polis leyeron mi parte y me dijeron: “Pero si no te hemos pegado, te has caído tú solita, esto te los has hecho tú sola”. Y luego es cuando se llevaron el parte, y yo pensé: “A ver qué van a poner ahora”. Pregunté por mi informe y una policía rubia me contestó: “Tú sabrás dónde lo has puesto”. ¡Y yo estaba esposada, con las manos inmovilizadas! Esa mujer era tremenda. Nos decía: “¿Qué creéis, que soy vuestra profesora de matemáticas? Callaros!” Un chico preguntó si podía ir al baño y ella le contestó: “¿Y quieres que te la sujete?” Decía cosas como “¿estáis cansados? No os quejéis, que yo también estoy cansada, que llevo aquí muchas horas”. Y al chico que se desmayó, le dijo luego: “Pero qué haces sentado, nos ves a los demás sentados? Venga, de pie”.
Sin manta, sin analgésicos
G: Era tremenda. Cuando yo llegué del hospital empecé a sangrar otra vez por la cabeza, pedí atención médica y me dijo: “Acabas de volver, así que te aguantas, que no vas a ir otra vez”. En la celda pedí una manta y no me la dieron, a otros sí, pero yo me quedé sin manta. Pasé mucho frío la primera noche y mucho calor la segunda. Había un poli amable que se preocupaba por apagarnos la luz por la noche, pero a los dos minutos llegaba uno que tenía muy mala leche y nos la encendía.

A: Yo me derrumbé el segundo día, cuando vi que no salíamos por la mañana. Pedí tantas veces hablar con mis hijas… pero nada, claro. También pedí que no me dieran siempre fabada. Y me dijeron: Hay mucha gente que no tiene ni fabada. Y yo contesté: Ya, por eso estuve ayer en la calle manifestándome.

G: Imagínate cómo estaba mi celda, siete tipos dos días sin ducharse, comiendo solo fabada.

A: No teníamos bolígrafo, así que cogí la pegatina del paquete de la comida, con los dientes recorté los números de la fecha de caducidad y del código de barras para componer un pequeño puzzle con el número de teléfono de Javier (su marido) y los pegué en la ropa de mi compañera de celda, por si salía antes que yo, para que le llamara. Porque seguía sin tener claro si le habían avisado o no. Y de hecho, no le avisaron hasta las ocho y pico de la mañana del miércoles, es decir, casi nueve horas después de mi detención.

G: En mi celda alguna vez cantamos ‘libertad, libertad’, o ‘el pueblo unido, jamás será vencido”. Por fin el jueves por la tarde nos trasladaron en furgones a los juzgados de Plaza de Castilla. Tenía la sensación de que habíamos pasado allí mucho más de dos días… qué largo se hizo.

La salida

G: El furgón que nos llevó a los juzgados estaba empapado de agua y olía a un producto de limpieza muy fuerte, me mareé por el camino, pero al llegar a los juzgados escuché gritos por un megáfono, por una rendija distinguí a tres personas de la asamblea de Carabanchel que nos esperaban, y ahí me vine arriba.

A: Y yo.

G: En los juzgados escuchamos el atestado policial. Todos nos quedamos muy sorprendidos. Recuerdo a un hombre de cuarenta años, con americana, pantalón de traje, que se quedó en shock al escuchar sus cargos. A mí me acusaron de resistencia. Según el parte, yo iba como liderando a gente para cortar el tráfico en el Paseo del Prado. Dice algo así como que la policía nos dijo tranquilamente y de buenas maneras que nos apartáramos a la acera. Que yo tiré piedras, que a uno le golpeé fuertemente en el pecho, y que todos los polis vieron sin duda que era yo el que lanzaba piedras. Que me dijeron “alto, policía!”, que fueron a retenerme, que yo me resistí violentamente y tuvieron que emplear la fuerza justa y necesaria para reducirme. Eso es lo que dice el atestado. No tengo palabras.

A: Hay una chica que se puso las manos en la cabeza cuando la detuvieron, y tiene las manos hinchadas por eso, porque le dieron en las manos, ¡a la que acusan de tener una maza! Es increíble.

G: En fin. Luego nos pusieron en libertad. Yo abracé una a una a todas las personas que conocía, al salir. Qué importante fue que estuvieran recibiéndonos… Eran las once y media de la noche, pero allí estaban.

Por qué se manifestaron

G: ¿Por qué fui a la manifestación? Por la situación política, económica y social. Porque hay una clase oligárquica que controla todo, disfrazada de democracia, en la que los ciudadanos no importamos nada.

A: Yo por mis hijas. Mucha gente me dice que es mejor que me quede en casa, porque tengo dos hijas pequeñas, pero precisamente por eso salgo, porque mis hijas no se merecen esto.

G: Algún abogado ha dicho que el auto es una vergüenza como auto en sí. Yo eso no lo sé. Lo que sí sé es que los delitos que me atribuyen no son solo mentira, sino denigrantes. Hay un cuerpo solo para ejercer la violencia ‘legal’, para reprimir en nombre de la clase dominante, para seguir perpetuando un sistema de clases. Hay que investigar esta impunidad. Se escudan en que es su trabajo. Pero yo no culpo solo al que me golpea, culpo al secretario del sindicato, el que dijo lo de leña y punto, culpo a la delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes, que viene a decir que nos pegan para hacer cumplir la ley, y culpo al Ministerio del Interior.

A: Es un entramado que se retroalimenta, dicen ‘yo solo recibo órdenes’, y hay así una evasión de responsabilidades. Si a nosotros nos han tratado así, imagina cómo tratan a gente que no tiene nada ni a nadie detrás.
“Esto nos da más razones para seguir luchando”
G: Sé que no soy el primero ni seré el último, esto ha pasado antes y con anteriores gobiernos, pero sí es cierto que en estos últimos diez meses se nota claramente el crecimiento de la represión, con cargas, multas e identificaciones.

A: Yo de hecho he dejado de llevar a mis hijas a las manifestaciones.
G: Creo, o espero al menos, que va a crecer la organización ciudadana al margen de las instituciones. Yo no iba con intención de tomar el Congreso, porque no iba a servir de nada. Iba para demostrar mi enfado, sobre todo después de que hubieran imputado a varias personas por el simple hecho de participar en una asamblea. El método no debe ser la toma del poder, tiene que ir de abajo a arriba, a través de la cohesión social y la organización.

A: La lucha en los barrios debe seguir adelante, organizándonos, pero manifestarse y salir a la calle también es importante y complementario. Yo tampoco iba a tomar el Congreso, ni yo, ni nadie.

G: Ahora con la cabeza abierta y piedras que me han colocado en la mochila, ¿cómo me voy a quedar en casa?

A: Esto nos da más razones para seguir luchando. Si piensan que nos van a amedrantar, se  equivocan.
El 29S
Ya en la noche de este sábado 29S, retomamos la conversación. Gabriel no ha ido a la manifestación, pero la sigue a través de Internet:
-Esto es emocionante, hay más gente que el 25S. Pero estoy preocupado, he visto que la policía ha puesto muchos problemas a los medios de comunicación para trabajar y me temo que va a haber cargas otra vez. Lo que demuestra este 29S es que no pueden callar a la gente. Y mira que se empeñan, intentando criminalizar las protestas. Ahora dice la delegada del Gobierno que iban a ir 500 radicales a la concentración. Digo yo que si estás trabajando para que no haya radicales, no lo anuncias a bombo y platillo, a no ser que la estrategia sea querer empañar la imagen del 25S o del 29S.

La juez de Madrid envía a la Audiencia Nacional la causa por los incidentes del 25-S al apreciar delitos contra el Estado

Fuente:  http://www.publico.es/443224/la-juez-de-madrid-envia-a-la-audiencia-nacional-la-causa-por-los-incidentes-del-25-s-al-apreciar-delitos-contra-el-estado

Considera que el juez Pedraz es el competente para hacerse cargo de la investigación, pese a que dicho magistrado ya rechazó el caso

Como si fuera una partida de ping-pong, la juez de Instrucción número 8 de Madrid ha acordado este lunes remitir a la Audiencia Nacional la causa en la que investiga la manifestación del pasado 25 de septiembre en Madrid, frente al Congreso de los Diputados, en el que fueron detenidas 34 personas que quedaron en libertad con cargos, menos una a la que se impuso una fianza de 1.000 euros.

Dos policías conducen a uno de los detenidos hoy en la protesta del 25S.La magistrada quiere que sea el titular del Juzgado Central de Instrucción número 1 de la Audiencia, Santiago Pedraz, quien se haga cargo de la causa, pese a que dicho juez rechazó ser competente en el caso en una providencia dictada el pasado 27 de septiembre.
El meollo de la cuestión es si puede imputarse un delito contra la instituciones del Estado a los 34 afectados, del artículo 493 del Código Penal, que castiga a “a los que, sin alzarse públicamente, invadieren con fuerza, violencia o intimidación las sedes del Congreso de los Diputados, del Senado o de una Asamblea Legislativa de Comunidad Autónoma, si están reunidos”, y establece una pena de entre tres y cinco años de prisión.
La juez de Madrid estima que su actuación “podría encuadrarse” en dicho delito, por lo que decide inhibirse. Sin embargo, su decisión no es firme y puede ser recurrida ante ella misma en los próximos tres días por el Ministerio Fiscal o los abogados de los detenidos, o directamente en apelación ante la Audiencia de Madrid en el plazo de cinco días.
La magistrada agrega que el atestado policial del que se hizo cargo era “ampliatorio” de las diligencias que tenía abiertas Pedraz desde días antes del 25-S y en el que ha llamado a declarar, para el próximo 4 de octubre, a ocho personas como imputadas en delito contra instituciones del Estado en relación a la convocatoria del 25-s. Insiste la juez en que, expresamente, la Policía señala que las diligencias son ampliatorias de las anteriores.
La juez de Madrid subraya que en la convocatoria del 25-s “se exigía un proceso de destitución y ruptura del régimen vigente, mediante la dimisión del Gobierno en pleno, disolución de las Cortes, y de la Jefatura del Estado, abolición de la actual Constitución e iniciar el proceso de constitución de un nuevo sistema de organización política, económica y social”.
Añade que en el atestado policial de 15 de septiembre que dió origen a las diligencias que sigue Pedraz, constaba la convocatoria a los ciudadanos, realizada a través de distintas redes de Internet, para la concentración del 25 de septiembre “en el Congreso de los Diputados, coincidiendo con la celebración de la sesión plenaria del mismo”.
La juez afirma que los incidentes en la manifestación del 25-S se produjeron “porque algunos de los asistentes intentaron rebasar el perímetro de seguridad establecido en el Congreso, así como impedir a sus señorias abandonar el hemiciclo; lanzaron objetos a los funcionarios de Policía que allí estaban, produjeron agresiones, intentado también saltar las vallas de protección”.
El juez Pedraz, por contra, rechazó su competencia en providencia del pasado 27 de septiembre al entender que en el atestado policial de la manifestación del 25-S no se hacían acusaciones de delito contra las instituciones del Estado, sino de desórdenes públicos, atentado, lesiones, resistencia a la autoridad y lesiones, que corresponde investigar a la justicia ordinaria. No se hablaba por tanto en el informe de la Policía de delitos contra las instituciones del Estado, que hubiera justificado la asunción del caso por la Audiencia, según sostiene Pedraz.
De momento, habrá que esperar si alguna de las partes recurre la inhibición de la juez de Instrucción número 8 de Madrid, lo que podría tardar semanas en resolverse si la decisión última es de la Audiencia Provincial de Madrid. Y posteriormente, si la causa es definitivamente enviada a Santiago Pedraz, este juez podría no aceptar la competencia si estima, como hasta ahora, que no le corresponde. En ese caso, podría entablarse una cuestión de competencia entre órganos judiciales de la misma jurisdicción, que debería resolver el Tribunal Supremo.
En cualquier caso, el juez Pedraz ha citado a declarar como imputados el próximo jueves, día 4, a 8 supuestos convocantes o promotores del 25-S, dentro de las diligencias en las que la juez de Madrid quiere que se sumen los 34 detenidos tras la manifestación. Tras las declaraciones, el juez deberá decidir si mantiene las imputaciones o bien las levanta.