Desde los barrios hasta el Pilar, Zaragoza se juntó para un reflexión colectiva.