Corren tiempos sombríos. La reforma de la best quality viagra constitución a la que nos enfrentamos no es sino otro episodio más que evidencia la pérdida de la soberanía de los países y de las personas.

No hubo negociación, el Banco Central Europeo impuso una lista de tareas para nuestro país. El «mensaje claro» fue que España debía asumir un compromiso con la estabilidad presupuestaria para que el BCE comprase nuestros bonos para mitigar la desconfianza de los inversores. Los mismos inversores que han especulado con la deuda pública, en la búsqueda del aumento de sus beneficios, levantando un aberrante templo a la diosa avaricia, madre de todas las crisis.

En Agosto, sin apenas tiempo para informar, y sin ningún tipo de try it consulta, los líderes de los dos principales partidos se han lanzado a modificar la constitución, cosa que no figuraba en el programa electoral de ninguno de ellos y, para colmo, con unas elecciones generales en noviembre. ¿No podían haber esperado hasta entonces e incluirla en el programa electoral?

Lo que hace un año era para Zapatero y viagra online prices Rubalcaba algo descabellado, un procedimiento que irónicamente calificaron de “eficaz” y “rápido”, ahora se señala como necesario para calmar a los inversores y se pretende aprobar en legal pharmacy online un plazo récord de dos semanas desde su anuncio. Una muestra más de la capacidad de muda y ausencia de viagra discount sales principios de la clase política.

Nos han vendido esta medida como urgente, que ayudará a calmar a los mercados, pero los límites al déficit estructural no entrarán en vigor hasta 2020 y la ley orgánica que lo regule debe de estar aprobada antes del 30 de junio de 2012. Así que poco pueden ayudar medidas centradas en el medio y largo plazo a un mercado movido por el corto plazo y la especulación.

Más allá de la limitación al endeudamiento público que supondrá esta reforma, que previsiblemente conllevará, siguiendo la tendencia de las líneas seguidas en materia de política económica, recortes y privatizaciones, esta reforma esconde algo más grave. En el punto número 3, el nuevo artículo 135 reza que el pago de los intereses y el capital de visit our site la deuda pública gozará de prioridad absoluta. Por tanto, en caso de alcanzarse el límite de endeudamiento, estos pagos a los acreedores irán por delante de cualquier otra partida de gasto de los presupuestos. Si bien todavía falta por redactar la ley orgánica que regule este artículo, este punto no nos deja muchas dudas sobre cómo se realizarán esos ajustes.

Se contempla una cierta flexibilidad, en el punto 4, de los límites fijados en casos extraordinarios, que deberán ser apreciados como tales por la mayoría absoluta de los miembros del Congreso. En el caso de una recesión económica, sería necesario que pasasen dos trimestres de cialis pharmacy online crecimiento negativo, más el tiempo que cuesta obtener los datos, más el tiempo de tramitación parlamentaria, por lo que en caso de necesitar medidas de urgencia, estas no llegarían hasta pasados unos 9 meses como mínimo.

Esta reforma de la Constitución, máxima norma de nuestro ordenamiento jurídico, por presiones exteriores y www.fluestertuete.de ajenas, y sin consulta ni información alguna, constituye un grave atentado contra nuestra soberanía.

Por todo ello decimos

-          NO a la modificación del artículo 135 de la Constitución.

-          NO al golpe de Estado encubierto del PPSOE.

-          NO al libre albedrío de especuladores

-          NO a los recortes sociales, existiendo paraísos fiscales y un fraude fiscal de las grandes fortunas fuera de control

Por una participacion activa ciudadana en la vida politica. Recuperemos la soberanía sobre nuestras vidas y nuestro futuro.

 

Comisión de Economía

[email protected]