Loading...
You are here:  Home  >  Otras Acampadas  >  Current Article

Sabadell: propuesta de organización a nivel estatal

By   /   2 agosto, 2011  /   Comentarios desactivados

Este documento es una propuesta que está siendo debatida por la Asamblea de Sabadell.

 

*Hacia la apertura de un proceso constituyente*

Desde la Asamblea de Sabadell (Barcelona) queremos lanzar una propuesta al resto de las asambleas surgidas de las acampadas de España con el objetivo de dotar de continuidad organizativa y perspectivas estratégicas a largo plazo al movimiento del 15-M.

Las acampadas constituyeron un medio fundamental, de gran potencia simbólica y visibilidad mediática, para poner en contacto a las personas que queremos cambiar el injusto sistema político y económico al que estamos sometidos y que no nos conocíamos anteriormente. Ahora que han sido desmontadas conviene explorar fórmulas que permitan asegurar la continuidad y extensión del
movimiento.

Recientemente se celebró en Madrid el primer encuentro estatal que contó con la representación de 56 acampadas, según informa la publicación *AcampadaBCN * (p. 7). En esta reunión informal, además de compartir experiencias, se apuntó a la necesidad de convocar una asamblea estatal. La Asamblea de Sabadell no sólo apoya esta iniciativa sino que la considera una necesidad urgente y perentoria. La reunión podría celebrarse en Barcelona o en Madrid, aunque nosotros seríamos partidarios de convocarla, por distintos motivos, en la capital catalana. Consideramos que así se evitaría cierta imagen centralista del movimiento, también sería un reconocimiento a la Asamblea de Barcelona que sufrió la más dura represión a cargo del conseller de Interior, Felip Puig, en su intento de desalojo de la Plaça de Catalunya, organizó la acción de bloqueo del Parlament el 15 de junio y convocó la manifestación más numerosa del Estado el 19 de junio.

Para ello, debería elaborarse un mínimo reglamento para asegurar la representatividad de los asistentes al encuentro. En principio, podría otorgarse un número de representantes determinado según la población de localidades de las asambleas. Así, sería lógico, de las asambleas de las grandes ciudades dispusieran de una mayor representación que las de los pequeños pueblos. Esta reunión podría convertirse, como en la Revolución Francesa, en una especie de Estados Generales de la revuelta ibérica.

Sin prejuzgar nada de antemano, creemos que sus deliberaciones y conclusiones deberían orientarse en dos direcciones: una en el terreno organizativo y otra en el terreno estratégico.

1.      Consideramos necesaria la formación un *secretariado* estable de las asambleas estatales, cuyos miembros podrían ser rotatorios y revocables. La función de este secretariado sería garantizar la coordinación entre las diversas asambleas locales, que continuarían manteniendo su completa autonomía. Ahora bien, la labor de este secretariado sería imprescindible para proponer y organizar acciones y movilizaciones a nivel estatal así como para perfilar los objetivos y las estrategias globales del movimiento.

2.      En el citado encuentro interacampadas se constató el acuerdo sobre un marco general de reivindicaciones que giraron en torno a la democracia directa, la modificación del sistema financiero y la transparencia de los poderes político, judicial y bancario. Creemos que esto no es suficiente y haría falta diseñar una perspectiva estratégica más amplia que incluya estas reivindicaciones parciales y  proporcione al movimiento objetivos a largo plazo.

Por ello, proponemos que la asamblea estatal realice, al final de sus sesiones, un llamamiento a todas las fuerzas políticas, sindicales,
entidades sociales, asociaciones culturales, intelectuales y a la ciudadanía en general para sumarse al proyecto de abrir un *proceso constituyente *en nuestro país.

La Constitución monárquica, en vigor desde hace 33 años y producto del acuerdo entre los franquistas reformistas y la oposición democrática de la época, ha dado de sí todo lo que podía dar como ejemplifica la situación del Tribunal Constitucional, el funcionamiento oligárquico del sistema de partidos o el permanente pleito entre las Comunidades Autónomas y el Estado central. Creemos que ha llegado de momento de plantear la creación de un nuevo marco jurídico-político donde puedan plasmarse las reivindicaciones, a nuestro juicio aun parciales y desarticuladas, del movimiento 15-M.

La tarea de redactar una nueva Constitución sería la más plena expresión de la soberanía popular y permitiría plantear unas nuevas reglas de juego frente al actual régimen político, marcando una línea de ruptura con los partidos e instituciones de la actual monarquía parlamentaria.

Con el propósito de dar continuidad, extensión y profundidad al movimiento invitamos a todas las asambleas de España a evaluar y responder esta propuesta.

    Print       Email
%d personas les gusta esto: