Esta es la opinión de un humilde servidor al movimiento 15M, que entusiasmado un día decidió por su cuenta bajar a la plaza del Pilar para reclamar unos derechos que hace días se perdieron. Sigo con admiración los pasos de unos cuantos luchadores los cuales se nos denomina comunicación. Me considero un hombre viajado por el mundo y admiro diversas culturas que por suerte o desgracia conocí en mis numerosos viajes o proyectos de trabajo. No se si todos entenderéis mi postura pero por favor quiero y deseo que todo el mundo lea esto:
Creo en una idea o en una serie de ideas que se pueden llevar a cabo en común, pero en estos últimos días veo como se consumen poco a poco gracias a la actitud de unos cuantos radicales que sin encomendarse a nadie hacen y deshacen a su antojo. Si en este movimiento permitimos este tipo de actos, nosotros mismos acabamos con el movimiento que tanto nos costo armar.

Seamos cautos en nuestros pasos y actos, por que somos ejemplo para mucha gente que cansada de políticos manufacturados por el capital siguen con fervor nuestras acciones y protestas contra ellos. Muchas Gracias.

Francisco Royo